Newsroom

ACT's Marketing & Communications Office does not have access to examinee test registration or scores information. Please go to ACT Contacts for all non media questions and requests.


Contact Marketing & Communications

publicrelations@act.org
319/337-1028

Monday—Friday
8:30 am—5:00 pm CT

 

Informe de calificaciones hispanas ACT de la clase 2008

Los niveles de preparación para las instituciones de educación superior de los graduados hispanos de preparatoria de 2008 siguen siendo estables, pero se ha alcanzado un número récord de estudiantes hispanos que se presentan a los exámenes de ACT®

13 de agosto de 2008
NOTA A LOS EDITORES/REPORTEROS: Este comunicado y los documentos incluidos reportan información sobre estudiantes que se graduaron de preparatoria en 2008 y que presentaron exámenes de ACT. Los estados, los distritos y las escuelas reciben información similar sobre sus estudiantes. ACT publica datos nacionales y estatales; ACT no publica datos de distritos ni de escuelas locales. Debe ponerse en contacto con las oficinas de los distritos y de las escuelas para obtener información local.
  • El porcentaje de graduados hispanos que cumplen con las Normas de Preparación para Educación Superior de ACT ha aumentado en lectura y es estable en inglés, matemáticas y ciencias aun cuando está aumentando rápidamente el número de estudiantes hispanos que se presentan a los exámenes
  • Un número récord de graduados hispanos de preparatoria — casi 115,000—se presentó a los exámenes de ACT, lo que significa un aumento del 23 por ciento con respecto a 2007 y un aumento del 46 por ciento con respecto a los últimos cinco años
  • Han aumentado las calificaciones en los exámenes de inglés y lectura
  • La calificación compuesta media de ACT para graduados hispanos de 2008 es de 18.7, invariable con respecto al año pasado
  • Se siguen necesitando mejoras en las decisiones sobre los cursos que se deben tomar

IOWA CITY, Iowa—Un número récord de graduados hispanos de preparatoria de 2008 en EE.UU. se presentó a los exámenes de admisión y colocación en las instituciones de enseñanza superior de ACT, a la vez que los niveles de preparación para estas instituciones permanecieron invariables, según los resultados obtenidos en el informe de calificaciones de ACT de este año.

El porcentaje de hispanos que presentaron exámenes de ACT y que alcanzaron o sobrepasaron las Normas de Preparación para Educación Superior en el examen de lectura de ACT aumentó al 35 por ciento en 2008, con respecto al 34 por ciento del año pasado, mientras que los porcentajes que alcanzaron o sobrepasaron estas normas en inglés (49%), matemáticas (26%) y ciencias (13%) permaneció invariable en comparación con el año pasado. Estos porcentajes son mayores que los obtenidos hace tres años (inglés—48%; matemáticas—25%; lectura—33%; ciencias—12%).

“Hemos observado un aumento gradual del porcentaje de estudiantes preparados para las instituciones de educación superior en las cuatro materias durante los últimos años”, dijo Richard L. Ferguson, jefe ejecutivo y presidente del consejo de administración de ACT. “El hecho de que los niveles de preparación para la educación superior hayan permanecido estables es alentador. Al mismo tiempo, sigue habiendo demasiados graduados hispanos de preparatoria que no están preparados para el entorno de educación superior. Todavía queda mucho trabajo por hacer para asegurarse de que todos los estudiantes se gradúen de preparatoria con las destrezas necesarias para triunfar en el siguiente nivel”.

Aunque hay más estudiantes hispanos listos para la educación superior que hace tres años, el informe anual muestra que una gran mayoría de los graduados hispanos no cuenta con esta preparación en las cuatro materias: Sólo el 10 por ciento de los graduados hispanos de 2008 alcanzó los cuatro niveles mínimos de preparación para la educación superior de ACT.

Las Normas de Preparación para Educación Superior de ACT son calificaciones de exámenes de materias individuales que indican si los estudiantes están preparados para tener éxito—es decir, que es probable que obtengan una “C” como mínimo en cursos con créditos específicos en el primer año de educación superior en esas materias. Estos indicadores son medidas más informativas e importantes de preparación para la educación superior que el promedio de calificaciones porque dan información más detallada.

Número récord de estudiantes hispanos se presentan a los exámenes

En 2008, casi 115,000 graduados hispanos se presentaron a los exámenes de de admisión y colocación en las instituciones de enseñanza superior de ACT, un aumento del 23 por ciento con respecto a 2007. Desde 2004, el número de graduados hispanos de preparatoria que presentaron exámenes de ACT ha aumentado en un 46 por ciento. En general, los estudiantes hispanos representan el 8 por ciento de los estudiantes que presentan exámenes de ACT a nivel nacional, en comparación con el 7 por ciento en 2007.

El número de estudiantes estadounidenses de origen mexicano/chicanos que se presentó a los exámenes aumentó un 66 por ciento desde 2004, mientras que el número de estudiantes portorriqueños/cubanos/otros hispanos aumentó un 35 por ciento durante este período.

“El aumento continuo del número de graduados hispanos que presentan exámenes de ACT y aspiran a asistir a una institución de educación superior de cuatro años es una buena noticia”, dijo Ferguson. “Esperamos que esto se traduzca en un mayor acceso a las instituciones de educación superior para estos estudiantes”.

Más de un total de 1.42 millones de graduados de preparatoria de EE.UU de 2008 presentaron exámenes de ACT, un récord absoluto. Esto representa un aumento del 9% con respecto al año pasado y un aumento del 21 por ciento en comparación con 2004.

Aumento del número de de graduados que presentan exámenes de ACT a nivel estatal

Los estudiantes que presentaron exámenes en 2008 incluyeron prácticamente todos los graduados en tres estados: Colorado, Illinois y —por primera vez—Michigan. Estos estados administran el ACT a todos los estudiantes de 11.o grado como parte de sus programas de evaluación académica del estado. Colorado e Illinois empezaron a ofrecer los exámenes de ACT en 2001, mientras que Michigan los empezó en primavera de 2007.

Los graduados de Michigan—incluidos muchos que posiblemente no pensaban asistir a instituciones de educación superior—representaron más de un tercio del aumento de estudiantes que presentaron exámenes de ACT este año en comparación con el año pasado.

Gran parte del aumento restante de estos estudiantes se produjo en general en estados a lo largo de las costas este y oeste, donde la participación ha venido aumentando rápidamente en los últimos años. En muchos de estos estados—incluidos Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Delaware y Oregon—se observaron aumentos de los porcentajes superiores al diez por ciento en el número de graduados que presentaron exámenes de ACT.

Más estados examinan a todos los graduados

El grupo general de estudiantes que presentaron exámenes de ACT aumentará aún más el año próximo, cuando por primera vez se incluya a casi todos los graduados de Kentucky y Wyoming. Esta primavera pasada ambos estados empezaron a ofrecer el ACT a sus estudiantes de 11.o grado de escuelas públicas como parte de los programas de evaluación académica obligatorios, haciendo que el número total de estados del país que ofrecen los exámenes de ACT a todos los estudiantes llegue a cinco. (En Wyoming, los estudiantes tienen la opción de presentarse a los exámenes ACT o WorkKeys® de ACT, que miden las destrezas relacionadas con la fuerza laboral).

Hay un número cada vez mayor de distritos escolares de otros estados de todo el país que también están implementando iniciativas diseñadas para ofrecer exámenes de ACT a todos sus estudiantes como preparación para ingresar en instituciones de educación superior y como parte de los esfuerzos para aumentar la preparación y los porcentajes de estudiantes que van a acudir a estas instituciones, especialmente en el caso de poblaciones poco representadas.

“El mayor uso de los programas de exámenes de ACT en todo el país muestra una mayor dedicación de los estados y de los distritos escolares para asegurarse de que todos los graduados de preparatoria tenga las destrezas para iniciar la educación superior”, dijo Ferguson. “Estos programas de exámenes pueden aumentar el acceso a las instituciones de educación superior, ofreciendo oportunidades a nuevos grupos de estudiantes que antes podrían no haber considerado una educación superior. También pueden ser de gran ayuda para que los estudiantes comiencen a planificar y prepararse para la educación superior”.

Las investigaciones de ACT muestran que los estudiantes preparados para la educación superior tienen más probabilidades de continuarla y graduarse. Cuando mejora la preparación para la educación superior, aumentan los porcentajes de retención y terminación de esta educación.

Tanto en Colorado como en Illinois, que empezaron a aplicar exámenes de ACT a nivel estatal de los estudiantes de 11o grado en 2001, inicialmente se observó un descenso del promedio de las calificaciones en los exámenes ACT. Sin embargo, en cada uno de ellos se observaron mejoras estables y significativas de las calificaciones en los años subsiguientes: El promedio de la calificación compuesta de ACT de Colorado aumentó del 20.1 en 2002 al 20.5 este año, mientras que el promedio de las calificaciones de Illinois mejoraron del 20.1 en 2002 al 20.7 este año. La administración a nivel de estado de exámenes ACT ha contribuido a mejoras en la preparación de los estudiantes para instituciones de educación superior, en la identificación de estudiantes preparados para ello, en niveles de inscripción y retención y en los porcentajes de graduación de estas instituciones en ambos estados.

Calificaciones de ACT entre grupos hispanos

Los graduados hispanos de preparatoria de 2008 obtuvieron un promedio de la calificación compuesta en el examen ACT de 18.7 este año, la misma que en 2007. El promedio nacional de la calificación compuesta del ACT de todos los estudiantes graduados de 2008 fue de 21.1, menor que la de 2007 que fue del 21.2. El examen ACT se califica en una escala que va de 1 a 36, siendo 36 la máxima calificación posible.

Entre los grupos hispanos específicos que presentaron exámenes de ACT, los estudiantes portorriqueños/cubanos/otros hispanos que se graduaron en 2008 obtuvieron un promedio de la calificación compuesta del ACT de 19.1, en comparación con 18.9 en 2007, mientras que los estudiantes estadounidenses de origen mexicano/chicanos obtuvieron un promedio de la calificación compuesta del ACT de 18.4, menor que la de 2007 de 18.5.

El promedio de la calificación de los estudiantes hispanos en el examen de lectura de ACT (18.9) y en el examen de inglés de ACT (17.7) aumentó en una décima con respecto al año pasado, mientras que el promedio de la calificación del examen de ciencias del ACT (18.7) disminuyó en una misma cantidad. El promedio de la calificación del examen de matemáticas del ACT de este año permaneció invariable (19.0).

Los cursos que se toman en la preparatoria son la clave para obtener resultados satisfactorios en los cursos de educación superior

Los resultados de las calificaciones del ACT demuestran una vez más la importancia de tomar cursos que constituyan retos como preparación para los cursos de educación superior después de preparatoria. Los estudiantes hispanos que siguieron el plan de estudios básico preparatorio para la educación superior recomendado por ACT—cuatro años de inglés y tres años de matemáticas, ciencias y estudios sociales—tienen significativamente más probabilidades de lograr las calificaciones mínimas y estar preparados para la educación superior que los que no lo hacen.

Por ejemplo, el 57 por ciento de los graduados hispanos que reportó haber seguido el plan de estudios básico alcanzó o sobrepasó Normas de Preparación para Educación Superior de ACT en inglés, en comparación con el 38 por ciento de los estudiantes que siguieron un plan de estudios de nivel inferior al básico. Además, el doble de estudiantes hispanos que siguieron el plan de estudios básico alcanzaron o sobrepasaron las Normas de Preparación para Educación Superior de ACT en matemáticas (33%) que los que siguieron un plan de estudios de nivel inferior al básico (16%).

Los estudiantes hispanos que presentaron exámenes de ACT y que siguieron el plan de estudios básico o uno de un nivel superior también obtuvieron un promedio de calificaciones significativamente mayor que los que siguieron un plan de estudios de menor nivel. El promedio de la calificación compuesta del ACT para graduados hispanos que siguieron el plan de estudios básico fue del 19.6 en comparación con el 17.4 de los que siguieron un plan de estudios inferior al plan básico recomendado.

Sólo el 60 por ciento de los graduados hispanos de 2008 que presentaron exámenes de ACT reportaron haber seguido el plan de estudios básico recomendado, mientras que el 32 por ciento reportó haber seguido un plan de estudios de nivel inferior al básico.

“El hecho de que un tercio de los estudiantes hispanos que se presentaron a los exámenes de ACT no siguieron el plan de estudios básico recomendado, significa que tenemos un problema”, dijo Ferguson. “Debemos hacer saber de forma bien clara a los estudiantes y a sus padres que tomar los cursos adecuados es la clave en la preparación para programas de educación superior y de capacitación laboral. Y los estados y los distritos escolares deben trabajar con más intensidad para asegurarse de que los cursos que ofrezcan tengan el nivel de rigor apropiado para dar a los estudiantes las destrezas necesarias para triunfar en las instituciones de educación superior y en el trabajo”.

2008 ACT National and State Scores