Newsroom

ACT's Marketing & Communications Office does not have access to examinee test registration or scores information. Please go to ACT Contacts for all non media questions and requests.


Contact Marketing & Communications

publicrelations@act.org
319/337-1028

Monday—Friday
8:30 am—5:00 pm CT

 

Instituciones universitarias de dos años logran récord de tasa de retención: Baja la tasa de retención en universidades privadas de cuatro años

21 de enero de 2011

Iowa City, IOWA—Las instituciones públicas de educación superior que ofrecen grados de dos años lograron una tasa récord de retención del 56% de sus estudiantes de primer año. Este aumento de tres puntos porcentuales respecto a 2005 constituye la tasa de retención de estudiantes más alta de los últimos 27 años.

En cambio, la tasa de retención de estudiantes en universidades privadas con programas de cuatro años cayó a su nivel más bajo en el mismo período. En 2005 era del 75% y actualmente es del 72%.

A estas conclusiones llegó un estudio anual de más de 2.500 instituciones de educación superior de todo el país que realiza ACT Inc. ACT atribuyó estos cambios a la crisis económica.

Los dos datos reflejan una leve disminución de la brecha en materia de retención entre instituciones con programas de dos y cuatro años. Sin embargo, la tasa de retención de estudiantes en programas de dos años sigue siendo muy inferior a la de los programas de cuatro años.

“La retención de estudiantes universitarios es un problema muy delicado que enfrenta el país”, afirmó Jon Whitmore, principal oficial ejecutivo de ACT, quien fue presidente de la Universidad Estatal de San José (de California) y de Texas Tech University.

Según el estudio, el porcentaje de estudiantes de tiempo completo de primer año que regresan a la misma institución para el segundo año se mantiene relativamente estable. En 2005 era del 68% y actualmente es del 67%, lo que equivale a dos terceras partes del total de estudiantes.

Whitmore considera que, si el país desea lograr la meta fijada por el presidente Obama de aumentar el número de jóvenes que obtienen grados universitarios, debe cerciorarse de dos cosas: de que más estudiantes tengan acceso a la universidad, y de que una vez allí estén preparados para alcanzar el éxito.

Por primera vez desde que se realizan estos estudios, la tasa de retención de las universidades privadas con programas de cuatro años fue inferior a la de las públicas que ofrecen programas de la misma duración. En las primeras fue del 72% y en las segundas del 74%.

Este hecho, al igual que el leve aumento de la tasa de retención en instituciones públicas con programas de dos años, puede ser producto de la situación económica, según Wes Habley, Asociado Principal, Servicios Educativos de ACT.

“Los estudiantes están en mayor capacidad de regresar a una institución pública que a una privada debido al menor costo”, explicó Habley. Agregó que cuando la economía atraviesa por una mala racha el peso de ese factor puede ser enorme.

Habley explicó que se han eliminado muchos empleos y se han creado muy pocos. Por ese motivo, los egresados de secundaria y los desempleados “pueden estar buscando la ruta más rápida y barata para obtener empleo remunerado”.

Agregó que los programas de dos años son más económicos que los de cuatro y permiten obtener empleos específicos. “Estos factores pueden constituir una motivación y un incentivo adicional para que los estudiantes regresen a cursar el segundo año”, observó.

Además, los programas de dos años tienden a ser más receptivos a las necesidades del mercado que los de cuatro años.

“A los colegios de comunidad los impulsan más los factores económicos y las necesidades laborales locales” que a los de cuatro años. Por ese motivo, los estudiantes encuentran a menudo un vínculo más directo entre estos programas y la obtención de un empleo, según Habley.

Otro estudio de ACT indica que las prácticas utilizadas para retener estudiantes han cambiado en los últimos años.

Las instituciones apelan cada vez más a mecanismos que contribuyen al aprendizaje, como la enseñanza compensatoria, los grupos de estudio y la instrucción particular. Tanto los programas de dos años como los de cuatro los emplean más que la asesoría académica y los programas de transición del primer al segundo año.

El estudio se titula What Works in Student Retention (lo que funciona en cuanto a la retención de estudiantes). Su versión de 2010 constituye la cuarta de este tipo que ACT publica desde 1980.

Habley, quien ha realizado estudios sobre retención para ACT desde 1985, considera que los principales temas de este estudio no han cambiado mucho. “Todavía existen muchos estudiantes que no están preparados para triunfar cuando ingresan a la universidad y las tasas de retención y terminación de estudios no han cambiado mucho”, explica.

Los conjuntos completos de datos de ambos estudios están disponibles en la página virtual de ACT, en los siguientes localizadores: act.org/research/policymakers/reports/graduation.html and act.org/research/policymakers/reports/retain.html.