English Version

No crea en los mitos sobre la asistencia financiera para la educación superior

La temporada de solicitudes de ingreso a las instituciones de enseñanza superior está en pleno auge. Cuando su hijo(a) presente solicitudes y usted vea el costo, no permita que sus temores eclipsen un momento tan emocionante de la vida de su hijo(a). La clave es no creer en los mitos financieros que rodean el precio de una educación superior.

Mito N.º 1 No puede pagar una educación superior.

Muchos estudiantes suman el precio de la matrícula y de los libros con el costo de la vida y piensan que no podrán con los gastos. La verdad es que la mayoría de los estudiantes de escuelas superiores requiere algún tipo de asistencia financiera. No ignore la educación superior por su precio. Su hijo(a) puede recibir una combinación de subvenciones, préstamos, becas o educación cooperativa que le ayuda a reducir el costo. También es posible que usted y su estudiante tengan que explorar varias escuelas con base en su costo.

Mito N.º 2 Debe ser muy pobre, muy inteligente o tener mucho talento para tener derecho a recibir ayuda financiera.

La ayuda financiera viene en muchas formas: subvenciones y becas que no se tienen que pagar, y préstamos que se tienen que pagar. Hay ayuda financiera basada en la necesidad para estudiantes de familias con ingresos bajos, y asistencia basada en méritos para estudiantes que sobresalen en deportes, música, servicio en la comunidad y en muchas otras áreas. Las fuentes de asistencia financiera también son muy variadas, el gobierno federal, la institución de educación superior o la universidad misma, su empleador y muchas otras. Explore todas las posibilidades, quedará sorprendido.

Mito N.º 3 Podrá encontrar más becas si paga a alguien que las busque por usted.

Las estafas con las becas son numerosas. Esté alerta a cualquier grupo o individuo que le garantice una beca si usted paga una cuota. En Internet puede encontrar muchas fuentes de becas gratuitas.

Mito N.º 4 Si su hijo paga su educación superior, su salario no importa.

La mayoría de la asistencia financiera basada en la necesidad está determinada por los ingresos y los activos de los padres. Muchas escuelas requieren que se complete la Solicitud Gratuita de Asistencia Estudiantil Federal (Free Application for Federal Student Aid, FAFSA) para tener derecho a asistencia basada en la necesidad. El formulario, disponible en línea, pide información similar a la que se necesita en la declaración de impuestos sobre el ingreso. Después de presentar la FAFSA, su hijo(a) recibe un reporte que muestra cuánto el gobierno espera que usted pague de la educación de su adolescente.

Mito N.º 5 Se puede esperar hasta que las instituciones de educación superior acepten a su hijo para comenzar a buscar asistencia financiera.

La mayoría de la asistencia financiera se otorga en orden de presentación de solicitudes. No espere para comenzar. Probablemente la búsqueda de ayuda financiera no es la diversión preferida de su hijo(a), pero es mejor que graduarse con una deuda enorme.


CORPORATE HOME     ABOUT ACT     ACT SITE INDEX     CONTACTING ACT