English Version

Diciembre

Foto de Maria

Septiembre | Octubre | Noviembre | Diciembre | Enero | Febrero | Marzo | Abril | Mayo | Junio| Julio| Agosto

A continuación presentamos la décimocuarta parte del diario de planificación universitaria de María. María nos comparte sus pensamientos y experiencias durante su último año en la secundaria y su primer año en la universidad.

Pareciese que el tiempo se hubiera detenido entre exámenes sin fin, día tras día comiendo los mismos alimentos salados del comedor universitario y dando las frías caminatas sobre aceras de adoquines que destruyen todos los tacones de mis zapatos. Lápiz en mano, escribiendo fervientemente la ultima composición este sábado, ya podía anticipar el regreso. Cuando una se encuentra tan lejos, el mínimo detalle sensorial del hogar se magnifica haciendo que en la mente floten los recuerdos. En mi mente, estos detalles incluyen el sabor exquisito de plátanos fritos cubanos; la suave textura de Mía, mi perra; y la imagen de los dedos de mi abuela mientras toca el piano y su cabeza se mueve siguiendo un ritmo perfecto. Los deseos de regresar ya se hacían insoportables.

El domingo llegó con una brisa gentil y temperaturas cálidas que desafiaban el hielo como para demostrar que en realidad no necesitaba el calor y sabor latino de mi ciudad. Camino al aeropuerto, mirando el paisaje a través de las ventanillas del taxi, me sorprendí al pensar lo familiar que ya me es Boston. Nunca me imaginé que me adaptaría a mi nueva vida tan rápidamente. No es un proceso fácil, debo admitir, pero sin duda se puede completar con voluntad y tiempo. Ahora recuerdo a muchos de mis compañeros de preuniversitario (secundaria) que rechazaron la matrícula en universidades fuera de la Florida simplemente porque se les hacía muy difícil abandonar el hogar. En mi caso, la separación familiar definitivamente jugó un papel importante al considerar la ubicación de las universidades pero ahora me alegro de haber sido capaz de ver más allá de los extremos tanto positivos como negativos de la situación. Claro que he extrañado las comodidades de mi casa, me he visto obligada a lidiar con lavadoras y he llamado por teléfono a mis padres a la medianoche cuando de repente la nueva independencia parecía insoportable. Pero no todo ha sido amargo. Han habido muchas experiencias agradables también que hacen de toda esta jornada una experiencia que vale la pena vivir.

Ahora estoy de vuelta en el hogar y cada segundo que paso con mis padres lo aprovecho al máximo. Los he aprendido a querer de una forma diferente en su ausencia, con más admiración y respeto. Estoy consciente de que los necesito pero también sé que no siempre los podré tener a mi lado. En el futuro, en cualquiera que sea la profesión que elija, mis padres no estarán presentes para proporcionarme consejos sobre cómo comportarme, cómo tratar a otros, o cómo manejar un negocio. En la universidad, una se enfrenta a dificultades y está expuesta a una multitud de experiencias nuevas, así que no hay otra opción más que luchar por el triunfo siguiendo la conciencia propia. Una puede cometer errores pero éste es el momento para cometerlos y no cuando ya una se haya convertido en una profesional establecida. Nunca me había puesto a pensar detenidamente en esto antes de solicitar ingreso a la universidad o recibir sus respuestas. Me cuesta creer que todo esto ocurrió hace ya un año; ¡el tiempo ha pasado tan rápidamente! Para esta fecha ya todos los solicitantes de Acción Temprana deben haber recibido las cartas tan esperadas. ¡Qué ansiosa me sentía el año pasado en esta época! Me alegro de haberme preparado para presentar mi solicitud en diciembre ya que me ahorró el estrés de tener que organizar aun más solicitudes durante las vacaciones de invierno.

Hace un año, alrededor de esta época, también me dedicaba a llenar la planilla de ayuda financiera estatal, FAFSA. Tener a mi papa a mi lado durante el proceso fue de una ayuda increíble ya que la terminología de la solicitud puede ser confusa. Me aseguré de empezar temprano, pues llenar la planilla toma tiempo, y de tener todos los documentos necesarios a mano. Los consejeros de la secundaria suelen estar bien informados sobre este proceso, así que pedir su ayuda y asistir a sesiones informativas tanto de la escuela como del distrito educacional es recomendable.

Hablando de consejeros, mi antigua consejera de secundaria me mandó una invitación para participar en el foro universitario anual de la escuela que se celebrará esta semana. La acepté con entusiasmo ya que me ayudo a mi el curso pasado. Es una buena forma de obtener información de primera mano sobre todo el proceso de solicitar ingreso a la universidad así como sobre las clases, vivienda y la vida universitaria en general.

El resto de las vacaciones esta lleno de visitas a familiares y amigos, centros comerciales y ¡hasta la playa! Los privilegios de vivir en el estado soleado. . . Sin embargo, también tendré que estudiar ya que los exámenes finales están a la vuelta de la esquina, exactamente dos semanas después de mi regreso a la escuela. De todas formas, hasta entonces estoy dispuesta a relajarme y recargar las pilas. Después de todo, todavía me quedan siete octavos de mi carrera universitaria por completar.



CORPORATE HOME     ABOUT ACT     ACT SITE INDEX     CONTACTING ACT