English Version

Abril

Septiembre | Octubre | Noviembre | Diciembre | Enero | Febrero | Marzo | Abril | Mayo | Junio

Foto de Maria

La siguiente es la octava parte del diario de planificación universitaria de María. María nos comparte sus pensamientos y experiencias durante su último año en la secundaria y su primer año en la universidad.

Hoy escribo desde mi clase de ciencias donde estoy rodeada de pájaros, perros, gatos y curieles los cuales la gente encuentra vagabundeando por las calles y depositan en las manos protectoras de mi maestra. A mi alrededor circulan imágenes de nerviosos compañeros de clase quienes rechazan la idea de que los exámenes AP que se aproximan cada vez mas, otros que hablan con entusiasmo sobre el baile de graduación y también otros, incluyéndome a mi, que se han sumergido en un estado permanente de reflexión mientras anticipan los nuevos caminos que recorrerán en el otoño.

La verdad es que he estado sumida en cosas de mucha importancia. Las notificaciones de ingreso por parte de las universidades a las cuales había presentado mi solicitud a través del programa de acción regular finalmente llegaron y estas noticias constituyeron el centro de muchas discusiones que mi familia y yo mantuvimos en los días siguientes. Fui gratamente sorprendida al escuchar que las universidades de Princeton, Columbia, Pennsylvania, Florida y Miami me habían aceptado. Ha llegado la hora de decidir.

La fecha que dan las respuestas en todo el país es el 1° de mayo y, mientras se acerca este día, he ido descartando algunas opciones. Solo espero tener la suficiente sabiduría para escoger la universidad donde pase por la mejor experiencia de mi vida.

Como mis padres se mudarán para New Jersey durante el verano, el hecho de asistir a Columbia o Princeton seria una opción muy atractiva, ya que ambas universidades están muy cerca de nuestro nuevo hogar. No obstante, aunque me gustaría estar cerca de mis padres, también quiero dejar cierta distancia entre nosotros para mantener alguna independencia. Sabiendo cuan sobreprotectores pueden ser mis padres, el vivir en New Jersey o New York seria muy tentador para ellos y casi ni se darían cuenta de que ya he abandonado el nido.

Es muy importante que uno establezca prioridades cuando se están tomando decisiones que conciernen la universidad. Yo, por ejemplo, ando buscando una atmósfera urbana con un buen sistema de transporte publico, una rica vida cultural y, al mismo tiempo, un aire de intimidad entre la universidad y la comunidad que la rodea. Me di cuenta que la Universidad de Pennsylvania cumplía con este requisito, ya que su campus aislado combina perfectamente con la vida agitada de la ciudad de Filadelfia. En cambio, Princeton esta un poco alejada de todo centro de actividad mientras que Columbia puede que resulte demasiado activa y es posible que no me proporcione el sentido de intimidad que también quiero.

Hay, por supuesto, muchos otros factores que tampoco se deben olvidar, especialmente cuando uno se da cuenta de que ellos determinaran el curso de los próximos cuatro años de su vida. Para muchos estudiantes, uno de estos factores es la ayuda financiera. Ahora estoy en el proceso de comparar ofertas y debo decir que Harvard ha sido particularmente generosa. Su nuevo programa de ayuda no requiere una contribución por parte de los padres de familia con un salario de menos de $60,000 al año y los costos para aquellos que ganan entre $60,000 y $80,000 se han reducido significativamente. Además, ahora se pueden usar becas privadas para satisfacer los requisitos de trabajos de verano.

En medio de toda esta reflexión, recibí una invitación para asistir al fin de semana de orientación de la Universidad de Pennsylvania, un evento de tres días que hacia énfasis en la diversidad de la institución. Ya que los representantes de la universidad se ofrecieron a cubrir todos mis gastos de vuelo, pensé que ésta sería una excelente oportunidad para visitar el campus y saber si éste era el lugar para mí. Debo recalcar lo esencial de visitar un campus antes de tomar una decisión final. Es cierto que las circunstancias económicas pueden no permitirte visitar cada escuela que consideres pero, si tienes la oportunidad de hacerlo, aprovéchala.

Mañana, por ejemplo, estaré camino a Princeton para participar en una conferencia sobre Cuba presentada por CAUSA. Aunque no estaré allí para participar en ninguno de los eventos preparados para los que fueron aceptados, aun tendré la oportunidad de conocer a algunos de los estudiantes y de familiarizarme con el ambiente.

También recibí notificación de varios programas de becas a los que había presentado mi solicitud hacia algún tiempo. Toyota Community Scholars me seleccionó como ganadora regional y me dieron un premio de $10,000. Para colmo, todavía califico para ganadora nacional y si me otorgan este premio me darían otros $10,000. De esto me enteraré en mayo, cuando viaje a Kentucky para la ceremonia de entrega de premios. Ford también me ha otorgado $1,000 y todavía estoy esperando por la respuesta de las becas Mas Canosa, Silver Knights y BrandsMart USA. Parece ser que todo el tiempo que pasé escribiendo ensayos para estas becas ha valido la pena.

En este momento debes estar pensando que ninguna estrategia de organización de tiempo puede ser tan efectiva como para permitirte ser un estudiante tan activo y hacer tantas cosas en tan poco tiempo. La verdad es que es posible si priorizas y planeas con tiempo para que aproveches todas las oportunidades que están a tu alcance mientras que también disfrutas de las ultimas semanas del último año.

Por ejemplo, acabo de regresar de unas vacaciones de primavera que hice con mis padres y hermana que me ayudaron a dejar a un lado el estrés de mi vida preuniversitaria. Después de regresar de Penn, fuimos a Orlando, Florida, donde nos quedamos en un hotel muy tranquilo a corta distancia de los parques de atracciones de los Estudios Universal. Mientras reíamos y nos poníamos al día con todos nuestros asuntos, me puse a pensar en lo difícil que será dejarlos. A veces me encuentro deseando que el tiempo que tenemos juntos nunca termine. En cambio, otras veces, los días parecen transcurrir muy despacio cuando pienso en todos los sueños que espero traerá el futuro.



CORPORATE HOME     ABOUT ACT     ACT SITE INDEX     CONTACTING ACT